El Obispo McElroy emitió esta carta el pasado 1 de septiembre de 2020:

A los Feligreses de San Diego:

La semana pasada, el gobernador Gavin Newsom emitió nuevas pautas que anticipan que las casas de culto realicen servicios religiosos dentro de nuestras iglesias. Debido a que la aplicación específica de estas pautas depende de las disposiciones de cada condado, estábamos esperando confirmar la información de los Condados de San Diego e Imperial antes de comunicarnos con ustedes.

Las parroquias del Condado de San Diego pueden comenzar a oficiar Misas dentro de sus iglesias el día de mañana. Todos los servicios que se realicen al interior deben de respetar la sana distancia y no incluir a más de 100 participantes.

Los pasos que las parroquias implementaron en el periodo inicial de adoración limitada en nuestras parroquias durante mayo y junio deben de ser reintegrados para la adoración al interior (incluyendo el uso universal de cubrebocas, no expresión física de la Señal de la Paz, Comunión solamente en la mano y patrones de tráfico cautelosos para la Comunión). La distribución de la Eucaristía puede realizarse en el momento normal de la Misa o al final, según como cada parroquia decida.

Los pastores pueden continuar celebrando la Eucaristía al exterior, como lo han estado haciendo durante los últimos meses. No hay límite de participantes en congregaciones al exterior, sin embargo, el distanciamiento social es obligatorio, así como lo son el uso de cubrebocas, la prohibición de la Señal de la Paz, la distribución de la Comunión únicamente en la mano y los patrones de tráfico cautelosos.

Al hablar con diferentes sacerdotes, me queda claro que las parroquias tomarán diferentes decisiones en el Condado de San Diego en cuanto al lugar donde oficiarán Misa, al interior de la parroquia, al exterior o ambas. Los sacerdotes deben tomar la decisión que mejor se acomode a su situación física y los deseos de su comunidad.

El Condado de Imperial próximamente estará emitiendo sus nuevas pautas para la adoración al exterior. Por esa razón, discutiremos todas las opciones y llegaremos a un acuerdo sobre cómo proceder.

La dispensación Universal de la obligación de asistir a la Eucaristía Dominical continua a lo largo de la diócesis. Las Misas de transmisión en vivo deberán continuar siempre que sea posible puesto que se han convertido en un respiro espiritual para nuestras poblaciones mayores y vulnerables.

Entiendo que los cambios frecuentes en las regulaciones litúrgicas durante esta pandemia han sido complicados para sacerdotes, personal parroquial, para ustedes y su comunidad. Felicito a los sacerdotes por el maravilloso esfuerzo que han emprendido para servir a nuestra gente y llevarles la vida sacramental de la Iglesia. Su creatividad, energía y compromiso han sido edificante.

Hoy comienza la apertura general para clases presenciales a lo largo del Condado de San Diego. Considero que esto será un gran impulso para nuestros estudiantes en su aprendizaje y formación, así como para las comunidades de padres. Pero también estoy consciente de que esto es un peso de mayor vigilancia para nuestros maestros, directores y personal escolar.

Continúo orando por todos nosotros durante estos momentos de sufrimiento. Que Dios los bendiga con abundancia.

Sinceramente suyo en Cristo,

Reverendísimo Robert W. McElroy

Menu